666

:S Sera que mis estadísticas me hablan?

Anuncios

G Generation

Acabo de terminar de leer el primer capitulo de este libro y me parece una increible idea lo que esta haciendo Google.

Pronto pondre las ideas principales y mi opinion al respecto.

2 Twitt’s muy buenos

1. A la mierda Neruda y su primavera, a la mierda Wilde y su fantasma, a la mierda Gabo y su soledad, a la mierda YO porque ya no me amas…

2. Todo esta empezando a ser como cuando se acaba…

Lo mas triste es que me siento identificado con esos dos twitt’s.

Hints ocultos para Blackberry

Las BlackBerry tienen muchos settings escondidos en el sistema operativo. Muchas veces llevamos mucho tiempo usándolas y no tenemos ni idea que existen. Aquí hay un listado de los “hints” más populares.

Cambiar las barras de señal a decibeles
Si quieres una medida mucho mas precisa de cuanta señal celular tienes, solo deja presionada la tecla ALT mientras escribes N M L L. El display de la señal de la pantalla principal cambiará a un número. Haz el mismo procedimiento si quieres tener de vuelta las barras.

Maneja el audio
Mucha gente a veces se queja de que no escuchan a la otra persona que les habla en una llamada, estos settings se pueden manejar mientras estas en una llamada, presiona la tecla de Menu, luego Options y escoge Audio Boost On.

Separa los Emails de los Mensajes de Texto (SMS)
¿No te gusta que esten todos en el mismo inbox? A mi tampoco, en la pantalla de Messages, presiona la tecla de Menu, Options, y en General Options busca el item SMS and Email Inboxes, escoge Separated.

Punto
Sabias que cuando estas escribiendo y terminas una oración, con solo darle Space dos veces corridas tu BlackBerry terminará la oración con un punto.

Cambiar de una aplicación a otra
Si presionas ALT y la tecla de Escape (la de la flechita con vuelta) se aparecerán todas las aplicaciones abiertas y podrás mover el trackball para escoger a la que desees cambiar.

Envia tu PIN
Si necesitas enviarle el numero de PIN de tu unidad a otra persona, con tan solo escribir “mypin”, sin las comillas (si estas con el teclado en inglés) o “mipin”, sin las comillas (si estas con el teclado en español) y luego espacio, saldrá la información del PIN de tu unidad.

Reboot en Safe Mode
Si instalaste una aplicación y esta te esta dando problemas, puedes rebootear tu BlackBerry en Safe Mode para que puedas borrarla sin problemas. Quita y pon la batería de tu BlackBerry, cuando la luz se apague, mientras sube deja presionada la tecla de Escape (la de la flechita con vuelta) hasta que salga la pantalla principal.

Añade otras personas a una llamada
Mientras estas en una llamada, presiona la tecla de Menu, luego escoge Add Participant o new Call, una vez la otra persona te contesta, presiona Menu nuevamente y escoge Joint para ponerlos a todos en conference o Switch para cambiar de una persona a otra.

Ponlo a vibrar rápido
Si llegas a un lugar y repentinamente recuerdas que no tienes el BlackBerry vibrando, simplemente deja presionada la tecla Q y el cambiara a modo de vibración, para regresarlo al modo normal vuelve a dejar la Q presionada.

Acentos
Para acentuar una vocal, deja presionada la vocal a la misma vez que mueves el trackball hacia la izquierda, si te fijas veras otros caracteres disponibles para utilizar. También si dejas solamente presionada cualquier letra por unos segundos, la pondrá en mayúscula.

Ojala les sirvan.

19 días y 500 noches

Para escuchar esta cancion es obligatorio poner play en el video de youtube.

Lo nuestro duró
lo que duran dos peces de hielo
en un güisqui on the rocks,

en vez de fingir,
o, estrellarme una copa de celos,
le dio por reír.

De pronto me vi,
como un perro de nadie,
ladrando, a las puertas del cielo.

Me dejó un neceser con agravios,
la miel en los labios
y escarcha en el pelo.

Tenían razón
mis amantes
en eso de que, antes,
el malo era yo,
con una excepción:
esta vez,
yo quería quererla querer
y ella no.

Así que se fue,
me dejó el corazón
en los huesos
y yo de rodillas.
Desde el taxi,
y, haciendo un exceso,
me tiró dos besos…
uno por mejilla.

Y regresé
a la maldición
del cajón sin su ropa,
a la perdición
de los bares de copas,
a las cenicientas
de saldo y esquina,
y, por esas ventas
del fino Laina,
pagando las cuentas
de gente sin alma
que pierde la calma
con la cocaína,

volviéndome loco,
derrochando
la bolsa y la vida
la fui, poco a poco,
dando por perdida.

Y eso que yo,
paro no agobiar con
flores a María,
para no asediarla
con mi antología
de sábanas frías
y alcobas vacías,
para no comprarla
con bisutería,
ni ser el fantoche
que va, en romería,
con la cofradía
del Santo Reproche,

tanto la quería,
que, tardé, en aprender
a olvidarla, diecinueve días
y quinientas noches.

Dijo hola y adiós,
y, el portazo, sonó
como un signo de interrogación,
sospecho que, así,
se vengaba, a través del olvido,
Cupido de mi.

No pido perdón,
¿para qué? si me va a perdonar
porque ya no le importa…
siempre tuvo la frente muy alta,
la lengua muy larga
y la falda muy corta.

Me abandonó,
como se abandonan
los zapatos viejos,
destrozó el cristal
de mis gafas de lejos,

sacó del espejo
su vivo retrato,
y, fui, tan torero,
por los callejones
del juego y el vino,
que, ayer, el portero,
me echó del casino
de Torrelodones.

Qué pena tan grande,
negaría el Santo Sacramento,
en el mismo momento
que ella me lo mande.

Y eso que yo,
paro no agobiar con
flores a María,
para no asediarla
con mi antología
de sábanas frías
y alcobas vacías,
para no comprarla
con bisutería,
ni ser el fantoche
que va, en romería,
con la cofradía
del Santo Reproche,
tanto la quería,
que, tardé, en aprender
a olvidarla, diecinueve días
y quinientas noches.
Y regresé…